miércoles, 22 de marzo de 2017

de El túnel abandonado

ALREDEDOR DE LA MESA
He vuelto a la batahola de un país en llamas donde nací
y mi porvenir creció hasta donde pudo,
y fuimos tantos,
los ilusionados que abrimos los ojos a la luz.

Fuimos padres,  madres, no nos volcamos a la piedad,
quisimos rendirnos al fruto derribado en los bolsillos
surgiera lo que fuera, ya estábamos aquí. 

Y nos amamos en la levedad de ese tiempo,
y con los murmullos de  la carretera y  nuestro hogar,
y las ventanas se han abierto como el pecho nuestro,
sobre las palabras, y alrededor de la mesa
donde conversamos siempre.


2
Esta tarde gris en que los perros ladran como siempre
en la húmeda calle,
salgo a mirar cómo está la vereda,
camino a paso rápido frente a cada casa,
esperando que salgan los vecinos a preguntar por el día.



El frío yergue aquí su único cuadro. 
El café se me enfría.
La ventana está cerrada,  pero los niños se han ido.
La abriré para que entre la luz de los edificios,
allí está la vida de los demás.


3
Le dije que lo iba a esperar.
Y qué hiciste cuándo el autobús se detuvo y yo bajé,
al sostenerme en tu mano,  supe que nunca hablaríamos

de nosotros. 

fragmentos de Noviembre por amor y placer





Yo tampoco tengo fotos de esa vez en la pared,
detrás de una iglesia.
El jugueteo, el manoseo y el muelle,
virgen como fuera.
Llovió sobre la mesa
estornudó la voz
jugaba con retazos
ladraron los perros.
La noche ahí metiéndose a horcajadas
con  su sustento de placer,
ay, cómo te amé.




La negra carretera que cubrimos con zapatos viejos,
la mano enlazada
y la mirada recta al destello de las  luces de los autos,
peligrosas luces,  
marchando leves pasos hacia el peligro, 
acaso hacia  la muerte.

Acezando adoquines, adoloridos y nerviosos,
Íbamos contra el reloj
con su galope fatal.


Hay momentos en que miro las estrellas
como utensilios de marketing,
para vender trozos de cielo.
Si pudiera dibujar entre ellas tu modelado cuerpo,
pero me acuerdo que quedaste lejos bullendo en un sueño que me atraganta,
y me despierto a gritos,
una desazón con una bandera blanca que me cubre la cara y no respiro.


Y allí  los que soñaron y quisieron volcar un barco   lleno de seres humanos.

De Piedra de agua


29
Cuando saco el barro,
mis muslos tiemblan como un coloso
que bebe y come
como si yo fuera el pezón
de la tierra.

Y se me quedan tus cuerpos revoloteando en mi cabeza, que es nido de los gusanos que nos desgastan de incertidumbre,  de misteriosos enjambres que luchan por alcanzar el vigor necesario.
Hay un río que me lleva del cabello sin querer yo seguirlo,  y me devora con sus piedras
y lo que tiran de mí es una concha vacía.

nube

Wordle: Bethany A
My Great Web page

LAKÚMA

http://www.contenidoslocales.cl/sitio/9358/ana-rosa-bustamante

DAVID FERNANDO DUKE - PINTOR SALVADOREÑO

DAVID FERNANDO DUKE - PINTOR SALVADOREÑO
david_duke@hotmail.com