martes, 14 de septiembre de 2010

Madre

Madre,
amarra la cumbre soleada de la primera hora
que te abisma 
diletante de la voz dispar que desentierra
las columnas,
donde te escribí las cartas
que nunca leíste.

En el claustro un bullicio
nos acerca,
no olvido el vértigo de tus brazos
al mecerme,
ni arrancaré la vetusta hiedra
que me enreda al pilar, 

al pan añejo repartido.

Yo te acuno entre disparates,
entre los báculos inútiles que permanecen
dentro de bocas insípidas,
yo te beso y glorifico
sin hostias ni panegíricos,
porque si el mundo es un insecto
soportable,
tú disipaste fuego en mi cerebro
y perfume en mis carnes.

No hay fisura que cauterice
un bisturí que  fulge hielo, 
ni copas con aire que embriaguen,

sólo la que por ti alcé
de tus papilas.

Vivo en la lluvia,
en la grisalla,
cuando los perros aúllan adoloridos
o duermen enterrados,
bajo la lluvia,
después del largo recorrido,
asida a tu mano,

y sin tu mano,
ahora, 
me voy acercando 

A esa copa,
la que alcé por ti. 





No hay comentarios:

nube

Wordle: Bethany A
My Great Web page

LAKÚMA

http://www.contenidoslocales.cl/sitio/9358/ana-rosa-bustamante

DAVID FERNANDO DUKE - PINTOR SALVADOREÑO

DAVID FERNANDO DUKE - PINTOR SALVADOREÑO
david_duke@hotmail.com